Inmobiliarias vs dueños directos

Ventajas y desventajas de trabajar con una inmobiliaria y hacerlo con dueño o comprador directo.

Para muchos uno de los momentos más importantes de su vida es cuando están por adquirir su primer vivienda o proyecto comercial. Para otros es un trámite conocido y que manejan con cierta familiaridad

Lo que es una certeza es que se trata de un trámite legal que tiene muchos pasos que deben ser llevados con diligencia para evitar demoras y sorpresas. En un país tan inestable, con procesos que cambian de la teoría a la práctica, usos y costumbres y un mercado poco predecible se nos presentan muchas inquietudes que a veces nos desmotivan a iniciar un proceso como puede ser el de adquirir nuestra primera vivienda, hacer un reemplazo de esta o invertir en algo que nos parece muy conveniente.

Algunos son aventurados y aceptan el desafío, leen y se asesoran mucho sobre el tema, tienen la habilidad de sortear obstáculos, o se valen de contactos para poder realizar cada trámite.

Sin embargo, es común descubrir que luego de realizar muchas diligencias y haber invertido mucho tiempo se encuentren con una situación imprevista, que pudieron haber evitado o incluso llegan a perder importantes sumas de dinero por no haber tomado las precauciones necesarias a tiempo o haber actuado de otra manera.

Es aquí cuando toca volver a plantearse, ¿conviene contratar los servicios de un corredor inmobiliario o hacer la operación de una manera particular? Acá te daremos, según nuestra opinión, los pro y los contra de ambas alternativas:

Ventajas de tratar con dueño directo:

  • La causa principal por la que a veces las personas deciden hacer sus operaciones directamente entre las partes es que en principio es más económico, ya que ambas quedan exentas de pagar los honorarios del corredor.
  • Inmediatez de ser las partes quienes llevan y reciben la información de primera mano.
  • Libre albedrío al momento de proceder en cada paso de la operación.

Desventajas de tratar con dueño directo:

  • Se arriesga una mala instrumentación del acuerdo, puede haber desinformación por ignorancia o mala fe, errores leves o graves durante el proceso de compraventa. Las partes pueden perder tiempo, energía e incluso salir perjudicados económicamente; pudiendo incluso no llegar al acto de escritura.
  • Hay personas muy temperamentales, donde el ego y las formas pueden generar tensión y enojo entre las partes, hasta el punto de frustrar la operación.
  • Se puede dar con una persona deshonesta, quien puede perjudicar ante la ignorancia o puede querer hacer cómplice a la otra parte de prácticas ilegales alegando en caso contrario la no concreción de la operación.

Ventajas de tratar con una inmobiliaria:

  • Las inmobiliarias poseen una persona FÍSICA, PROFESIONAL y AVALADA por el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de su sede judicial, quienes a su vez tienen una matrícula y responden por ella, lo que nos garantiza que de todo para complacer nuestra necesidad bajo el orden de la ley.
  • Esta persona nos dará un asesoramiento completo y objetivo de dónde estamos parados antes de iniciar el proceso. Nos sabrá decir si es un proyecto alcanzable y cómo lograrlo.
  • Siendo nosotros vendedores podrá darle la mayor difusión de la propiedad a través de herramientas digitales, contacto con sus pares y posibles compradores particulares. A mayor cantidad de interesados, más posibilidades de encontrar a quien valore lo que queremos vender.
  • En el caso de ser compradores podrá hacer una búsqueda exhaustiva de lo que nosotros queremos comprar. Una vez encontrada esta propiedad, negociará la compra por un valor conveniente y razonable.
  • Será el interlocutor y filtro entre las partes, dejando el temperamento de lado y buscando únicamente que la operación sea exitosa.
  • Defenderá a la parte representada. Hará que ésta solo se afronte los gastos que le corresponden y dé con los profesionales adecuados. Contratar profesionales “buenos, bonitos y baratos” (escribanos, arquitectos, agrimensores) siempre agilizará el trámite y lo hará menos oneroso que uno desconocido.
  • Una vez acordado el precio y con la operación en curso, será quien aceite la operación para que avance a paso firme y mantendrá un contacto fluido entre la escribanía interviniente y las partes.
  • Según su experiencia podrá adelantarse a pasos en falso, a incurrir en gastos innecesarios, evitar contratiempos y tragos amargos que como ya dijimos y lamentablemente son muy comunes en estos procesos.
  • Nos dará todas las alternativas para que, según las posibilidades y necesidades de las partes, la transacción se realice de la manera más segura.
  • Ante todo nos quitará un enorme peso de encima. Podremos desligarnos de responsabilidades sabiendo que hay alguien idóneo al frente de la operación.

Desventajas de tratar con una inmobiliaria:

  • Tendremos que ajustarnos a cierto “modus operandi” que puede ser distinto al que uno como comprador o vendedor particular podría optar.
  • Como todo servicio tiene un costo. El mismo suele ser del 3% del valor de la operación tanto para el comprador como para el vendedor. El pago se realiza al acto de celebrar la compraventa (al momento de firmarse un boleto de compraventa, si lo hubiera; o bien contraescritura).

Como te comentábamos en un principio, este proceso suele llevar tiempo y muchos prefieren estar bien asesorados para que este trámite sea agradable y la compraventa llegue a buen puerto. Si este es tu caso y queres comprar o vender propiedades en Mar del Plata de una manera segura y transparente, sentite libre de contactarnos.