Barrio Los Troncos

Si hablamos de barrios residenciales, tradicionales y pintorescos puede que “Los Troncos” sea el que mejor reúne estas tres características en la ciudad de Mar del Plata.

Relucientes casas y chalets de imponente porte y estilo, muchas de consideradas residencias o mansiones; arboladas veredas, tránsito moderado, seguridad privada en cada esquina y una estratégica ubicación hacen de éste el barrio más vistoso, codiciado y cotizado de la ciudad balnearia más grande de Argentina.

Ubicación geográfica

Si bien las delimitaciones -o denominaciones- de los barrios en Mar del Plata no son una ciencia exacta, podemos ubicarlo entre las calles Güemes y Pellegrini – Rodriguez Peña y Almafuerte. In situ también podremos identificarlo por sus veredas. Las mismas no son a 90° como en el resto de la ciudad, sino que presentan un declive moderado que une el cordón y la calzada. En sus alrededores podemos encontrarnos con los barrios Playa Grande, Stella Maris, Divino Rostro y San Carlos.

Su historia y arquitectura

El barrio, como otros de la ciudad, vio sus inicios como lugar de veraneo de la aristocracia y fue bautizado así por un icónico chalet de estilo pintorequista suizo construido en la década del 30 y denominado “Casa de los troncos” por haberse hecho a base madera hachada de quebracho y lapacho, traída de Salta. El mismo se sitúa en las calles Urquiza y Primera Junta y es considerado patrimonio municipal.

Debido al diverso y variado público que decidió construir sus ostentosas casas de veraneo, es inevitable encontrar estilos variados, de materiales nobles traídos en algunos casos especialmente para la ocasión desde el antiguo continente. Construcciones coloniales, inglesas, vascas, francesas y el propio estilo marplatense conviven en este extravagante barrio.

A diferencia de otros barrios antiguos de la ciudad, Los Troncos resistió el paso del tiempo gracias sus construcciones de alta calidad, el poder adquisitivo de sus propietarios y un código de ordenamiento de lo más restrictivo, que desde la década del 70 le designó la zonificación Residencial 7 (o R7), cerrándole así la puerta a la explotación inmobiliaria con fines lucrativos como la propiedad horizontal, desarrollos multifamiliares y en altura. Sin embargo, podemos también encontrar algunas casas nuevas de corte moderno, vanguardista y ocasionalmente algún que otro duplex.

Es indiscutiblemente un entorno privilegiado y no todos tendrán la posibilidad de situar su vivienda permanente. Los valores de un chalet estándar inician en los U$s 300.000, pero esta cifra puede rondar en algunos casos los U$s 2.000.000. Sin embargo, nadie debería privarse de dar un paseo a pie mientras se maravilla de sus construcciones y respira un aire puro y relajado. Despues de un rato, podrá ir a refrescarse con la brisa costera de Playa Grande o cortar con un café en “Alem” o “Güemes”; los paseos gastronómicos y comerciales más cercanos.

Si estás buscando comprar, alquilar o vender en este barrio, contactános. Sin duda te podremos ayudar.

También podés ver algunas casas a la venta en el barrio y sus alrededores.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *